Zona de prensa

Para obtener más información sobre el estado del proyecto no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Descripción del proyecto

PROYECTO REDYUM es una iniciativa compartida por REDYTEL IoT y ADSGestión consistente en crear una red REDYUM que cubra un determinada área geográfica a demanda de las necesidades. A esta red podrán conectarse de forma gratuita tantos nodos (sensores) como sea necesario. La señal de estos sensores es captada por REDYUM, independientemente de si existe o no wifi, o cualquier otro sistema de acceso a Internet. Serán los gateways que generan REDYUM los encargados de conectar con Internet y enviar la señal a un servidor.

El proyecto piloto y las pruebas de campo desarrolladas en el concello coruñés de Aranga, con la colaboración del propio Concello y de la ganadería Casa de Abaixo da Hermida, han concluido con éxito. REDYTEL ya utiliza este método de monitoreo en viñas, en la región del Bierzo, para una gestión óptima y sostenible de la producción desde la viña hasta la bodega, y su funcionamiento ya rinde resultados. La incorporación de esta tecnología al medio agroganadero estaba sin desarrollar por una serie de complejidades inherentes al propio medio y circunstancias.

La aportación de ADSGestión a REDYUM radica en su amplia experiencia en el rural, trabajando con explotaciones ganaderas y asesoramiento agronómico. En la actualidad, una de las principales actividades de ADSGestión es la de desarrollar certificaciónes, inmplantarlas y asesorar y auditar internamente a cada ganadería o cebadero. La necesidad más perentoria en la actualidad es la de la geolocalización de las vacas, para poder digitalizar parámetros que hasta ahora registraba el ganadero a mano y con un reloj y calendario, anotando el número de horas y en que pastos se encontraban los animales para cumplir, por ejemplo, con la certificación de leche de pastoreo.

REDYTEL IoT y ADSGestión no solo han desarrollado la geolocalización y su registro electrónico, sino que han apostado por la obtención y digitalización de otros parámetros de interés, dentro y fuera de los establos, en las fosas de purín, en los pastos y en los silos. La tecnología ya está funcionando en otros ámbitos como antes explicábamos.

Hay que añadir que la conjunción de una empresa tecnológica, y de otra que demanda tecnología, da como resultado una sinergia racional. REDYTEL tiene la potencialidad de fabricar sus propios sensores, en función de la oferta del mercado y si esta, efectivamente, cumple con las necesidades exigidas. En este sentido cabe decir que participa con la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Utrecht en el desarrollo y optimización de sensores intrarruminales.

Ambas empresas creen en el libre acceso al conocimiento, al progreso, a la información y a los recursos para generarlos.

Entrevista con Óscar Cela

Periodista (P): ¿Qué le motivó para hacer esta incursión en el mundo de la monitorización, viniendo, como sabemos, del desarrollo de las energías renovables?

Oscar Cela (C): Realmente no es una incursión. Hace ya tiempo que en mi tiempo libre desarrollé algunos proyectos, algunos de ellos los apliqué en mi casa. Comprobé el gran espacio vacío que había en este sector y aposté por él.

P: ¿Podría ponernos algún ejemplo de esos proyectos caseros?

C: La monitorización de mi cabaña, por ejemplo, para la detección de intrusos, o el control de dos cabras de las que obtenía leche. El último de ellos y que también construí yo, fue un sensor de CO2, con una caja de bombones y otros elementos sencillos. Lo probé en el dormitorio y hay que ver como aumenta la concentración de CO2 con la puerta cerrada.

P: Anécdotas aparte, ¿como ve el futuro de un sector que está por desarrollarse?

C: Tecnológicamente disponemos de recursos para afrontar grandes proyectos. Muchas veces el problema radica en no tener una visión de espacios vacíos en el universo de las necesidades sociales e industriales. En su concepción, estos proyectos son simples y abordables, pero es necesario ver esos espacios.

P: Indíquenos, por favor, cuáles son algunos de esos “espacios”.

C: Por supuesto. Hay, por ejemplo, un verdadero tesoro en el Patimonio Nacional. Todos sabemos que existe y que está sometido a un deterioro medioambiental. Se desarrollan trabajos de mantenimiento cuando el problema se hace visible. Lo realmente inteligente y operativo es, primero vigilar los agentes agresivos y segundo, actuar a tiempo antes de que haya una alteración no recuperable.

P: ¿Por qué pone este ejemplo?

C: Este ejemplo lo pongo porque ahora mismo acabamos de monitorizar varios elementos arquitectónicos de gran valor, para evitar y controlar su deterioro por agentes físicos y químicos. En esta idea implicamos a la UNED que nos está apoyando incondicionalmente.

P: ¿Y el salto a las vacas?

C: Más de lo mismo. A través de una persona cercana, y que hoy también está implicada en REDYUM, supe de las carencias en el mundo ganadero a la hora de recabar datos, información. Después de largas conversaciones sobre el tema pensé que ahí había uno de esos espacios vacíos. Le propuse hacer algo juntos y aquí estamos.

P: En todo esto, ¿cuál es su relación con REDYTEL IoT?

C: Al final, de lo que estamos hablando, es del “Internet de las Cosas”. Esa es mi pasión. Pero no soy el único que ve ese espacio. REDYTEL también lo vio. Ambos, y a través de Yuri Franco, el “padre” de REDYTEL, nos encontramos en ese camino y decidimos recorrerlo juntos.

P: Muchas gracias por su tiempo.

C: A usted por su interés.

Entrevista con Ángel Núñez

Periodista (P): ¿Cuánto tiempo lleva usted ejerciendo como Veterinario?

Ángel Núñez (N): Casi treinta años.

(P): ¿Y más concretamente, a qué ámbito de la profesión? Sabemos que es socio de ADSGestión con otros dos compañeros.

(N): Toda mi vida profesional la llevo dedicando al ejercicio libre de la clínica rural. A mayores, a partir del año 2000 me asocié con Ramón Comesaña y Juan Carlos Castro y de esa unión surgió ADSGestión

(P): ¿Y cuál es la oferta de ADSGestión como empresa?

(N): Nació en el momento en que se implantaron en Galicia las ADSG. Apostamos por ellas y nos dedicamos intensamente a su promoción y gestión. Hoy seguimos atendiendo esta demanda pero apostamos también por otros servicios. Ahora mismo estamos muy comprometidos con las certificaciones.

(P): Explíqueme qué es exactamente una certificación.

(N): Las certificaciones son la consecuencia de una demanda de los consumidores. Es decir, el consumidor exige ciertas características sobre el producto que compra en los lineales de alimentación. No es suficiente una leyenda sobre ciertos aspectos de la producción, sino que ha de ser constatable y demostrable. Estos aspectos los acredita una certificación.

(P): ¿Por ejemplo?

(N): Pondré el ejemplo que está más en boga. La leche de pastoreo. El consumidor, sensible al bienestar animal, a la sostenibilidad medioambiental y a una producción de leche en base a un modelo determinado de alimentación, se inclina por aquellas marcas que en sus briks hacen constar que las vacas pastan un determinado número de horas al día, esto es, su calidad de vida es buena y la leche que producen es en base a pasto. Cada vez más, no es suficiente anotarlo en el envase, ha de haber un sello de una Entidad de Certificación que lo acredite.

(P): ¿Y cómo encaja esto con el PROYECTO REDYUM?

(N): Hasta ahora, las Entidades de Certificación, utilizan como base los registros que los propios ganaderos llevan de las horas que salen al pasto sus vacas. A través de Oscar Cela, me familiaricé con la monitorización. ¿Qué mejor manera de evitarle al ganadero el trabajo tedioso de llevar sus registros y constatar la veracidad de estos, que hacerlo automáticamente de forma digital?

(P): ¿Y esto es posible?

(N): Por supuesto. Ahora mismo hemos concluido la experiencia piloto en el Ayuntamiento de Aranga y ha sido un éxito. Además, esta tecnología es aplicable no solo a la certificación, sino a la monitorización de diferentes variables que tienen un valor clave desde el punto de vista zootécnico. En esta experiencia piloto no solo controlamos la presencia de los animales en el pasto, sino la temperatura externa, la interna, la horas de ingesta de agua, actividad ruminal y alguna más que no recuerdo en este momento.

(P): ¿Podemos decir entonces que el futuro ya está aquí?

(N): No. El verdadero futuro está en que las certificaciones contemplen la geolocalización. A su vez esto depende de, por una parte, la financiación de esta tecnología, que en ningún caso debe recaer sobre el productor, y por otra parte, de la voluntad de las empresas lácteas, de las grandes superficies y de la propia Administración.

(P): ¿Por qué dice que no debe recaer sobre el productor?

(N): Porque todas las exigencias recaen sobre él. El productor debe cumplir una normativa relativa a la salud pública y producir leche de calidad. En este momento sus márgenes de beneficio son muy escasos. Hay otros elementos en la cadena, incluyendo al consumidor, sobre quienes debe recaer este sobre coste. Piense usted que hay botellas de agua más caras que un litro de leche. Personalmente creo que habría que repercutirlo a las grandes superficies y al consumidor, el cual demanda legítimamente unas condiciones de producción que no se pueden implementar sin pagarlas.

(P): Es usted implacable con el consumidor.

(N): El consumidor puede exigir y elegir, pero ha de ser justo y entender que la excelencia tiene un precio.

(P): Muchas gracias.

(N): Gracias a usted.